Programa de Formación Docente | Universidad Ana G. Méndez, Recinto de Gurabo

Programa de Formación Docente

Programa de Formación Docente

El docente, pieza clave para el desarrollo estudiantil

La Universidad Ana G. Méndez, Recinto de Gurabo a través del Proyecto Título V STEM+H ha creado el componente del Summer Faculty Immersion Program, que a su vez incluye un programa anual de formación, con una estructura y diseño que permite la formación docente en áreas de metodología educativa y aprendizaje activo. El perfil y el papel de este "nuevo docente" han llegado a configurar un largo listado de competencias deseables. Así, el docente eficaz es caracterizado como un sujeto polivalente, profesional competente, agente de cambio, practicante reflexivo, profesor investigador, intelectual crítico e intelectual transformador. 

Igualmente, se espera que el profesor, en esta nueva orientación centrada en el aprendizaje del estudiante, sea capaz de responder a los rápidos cambios en el conocimiento científico y tecnológico para un aprendizaje profundo, que utilice de manera creativa e intensiva las nuevas maneras de enseñar y aprender, que reoriente su enfoque pedagógico hacia una enseñanza más personalizada, a partir de la comprensión de las diferencias individuales y socioculturales.  Además, se espera que conozca y pueda aplicar nuevas concepciones de gestión del proceso educativo, generando liderazgo académico, y que pueda inspirar transformaciones en los estudiantes y lograr completar su meta académica.

En resumen, los dos agentes fundamentales del proceso educativo son el profesor y el estudiante. Es por ello, que las relaciones interpersonales y su proceso de interacción adquieren un papel fundamental en la experiencia estudiantil universitaria. Esa interacción positiva en la sala de clases promueve factores que son movilizados con el propósito fundamental de lograr aprendizaje significativo y desarrollo en el estudiante. El profesor se convierte en un mentor en el proceso de formación del estudiante y escuchar su opinión es entender su realidad. Es decir, los programas de formación docente deben estar fundamentados en las necesidades de los profesores y los estudiantes.